Blog, De lo profesional y lo laboral

“Uno estudia lo que quiere, pero trabaja en lo que le resulta”

Tomada de Pinterest
Tomada de Pinterest

Y entonces un día te das cuenta de que ese rollo de “uno estudia lo que quiere, pero trabaja en lo que le resulta” puede ser una verdad que te encasilla para siempre.

En este camino de sueños que inició cuando un día dejé mi familia, dejé mi ciudad y dejé mi país, sucedió que no sé cómo, pero sí por qué, también dejé mis sueños archivados, todo pasó muy rápido, en realidad, creces muy rápido.

Desde la necesidad y las ganas de permanecer en México, acepté “trabajar en lo que resultara” dejando de lado la verdadera razón por la que había llegado hasta aquí, los sueños que habían viajado conmigo: moda, vestuario, letras, Vogue!

Y no es que me lamente sobre las experiencias, aunque sobre los sueños que archivé sí,  en realidad lo que lamento, es saber que es un común denominador eso de tener que aceptar y/o buscar trabajos alejados de los sueños, porque me pasó en México como migrante, pero quizás me hubiera sucedido también en Colombia, como le pasa a muchos que conozco, y por no decir que a todos los recién graduados, quienes se ven en la necesidad de trabajar en lo que les toca, y por los salarios que les ofrecen.

Del CV y otros demonios

IMG-9701
Tomada de Pinterest

El punto es que hace poco, mientras actualizaba mi CV con la intención de retomar mi proyección laboral, y después de casi un año y medio dedicada a la maternidad, me di cuenta de que las industrias laborales de antes, hacen que ahora resulte más complejo encontrar una oportunidad, no sólo por el “sancocho” (algo así como campechano) de hoja de vida que tengo, sino porque con la maternidad (y el empujón de valentía de Cámbiame El Look) vino un impulso por retomar los sueños, me siento motivada, y movida por alcanzarlos, pero de pronto me encontré de nuevo con la crisis mundial donde no puedes dedicarte a lo que sueñas, sino a lo que te toca, porque en palabras más, palabras menos “no tienes la experiencia”, y en ninguna parte de tu CV aparece un trabajo que justifique experiencia en eso que quieres.

Qué frustrante! Si al menos le permitieran a los soñadores decir que eso que anhelan es su verdadera pasión y lo que hace vibrar su alma, estoy segura de que la historia de la humanidad sería otra, porque son las personas apasionadas quienes lograrán hacer del Mundo un Mundo mejor.

Pero que increíble es saber que esa frase de “uno estudia lo que quiere, pero trabaja en lo que le toca” es una verdad que divide en dos la vida de alguien, y peor aún, parte en mil pedazos los sueños de tanta gente talentosa que al final se ve obligada a renunciar a sus sueños por el señalamiento de “si no tienes experiencia laboral, este empleo no es para ti”.

Una puerta entreabierta

Cuando tuve el CV actualizado, lo empecé a enviar a lugares en donde tenían opciones con cierta similitud a mis propósitos y a mi perfil ocupacional, una forma de tocar puertas, creyendo firmemente en que mis pasiones, mis convicciones y probablemente mis talentos lograrían abrir y entonces algo bueno sucediera.

IMG-9464
Tomada de Pinterest

Y algo sucedió, tuve de pronto una entrevista, era una opción para trabajar en PR así que encajaba con mi perfil y mi experiencia; en una agencia de Comunicaciones y PR de Moda de la Ciudad, ahí ya parecía hasta enviado por Dios; tenía que ser para mí, todo encajaba, mi profesión, mi experiencia, mis habilidades y mi sueño, ese era no?, ¿qué podía fallar?.

Pues bien, la entrevista, la entrevista, sin duda, fue la entrevista de trabajo con los entrevistadores más lamentables que he tenido en toda mi vida.

No me preguntaron quién soy, qué sueño, qué estudié, o cualquier cosa que al menos les pudiera hacer intuir que sólo por la pasión que me mueve por trabajar en Moda, yo podía ser la persona correcta, la persona que ellos estaban buscando, y ellos el trabajo que yo estaba soñando. 

Pero no, lo único que les importaba en ese momento era su celular, lo único que les interesaba saber, y que me preguntaron una y otra vez era ¿Qué experiencia tienes en Moda?, una y otra vez la misma pregunta ¿Qué experiencia laboral tienes en Moda?, y pues es claro, ninguna, no tengo, porque justamente cada vez que he buscado entrar al mundo de la moda, desde mi profesión, desde las letras y por pasión, esa ha sido la misma pregunta, una y otra vez.

Entonces, pregunto yo, ¿cómo puede alguien tener su primera experiencia en Moda, Vestuario, Arte, a los 20, 25, 30 y peor aún a los 34 años, si esa es la única pregunta realmente importante para determinar si eres o no apto para el cargo?.

No hay respuesta que valga, ni aprendizaje empírico que responda, ni fashionismo innato que respalde una pasión, un sueño. Y entonces un día te das cuenta de que ese rollo de “uno estudia lo que quiere, pero trabaja en lo que le resulta” es una verdad que te encasilla para siempre.

IMG-9705
Tomada de Pinterest

Pero lo bueno es que cuando amas lo que sueñas, y lo llevas en las venas, lo puedes aplicar en otras circunstancias de la vida, yo por eso busco hacerlo en cada acción de mi vida, y ahora con mucha más convicción, sé que si lo sueño lo creo, en mi día a día, con amigos, familiares y hasta en mis Redes Sociales, porque siempre vale la pena seguir soñando, seguir creyendo, en TI!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s