Motherhood, Ser Mamá

En el camino de reconocerse, reencontrarse, reactivarse para al fin, influenciarse a sí mismo

Tu&Yo

Reconocer-se desde la maternidad

Creo que trabajar en reconocerse a uno mismo, retomar la vida y empezar a cumplir metas teniendo como motivación la maternidad es un paso necesario en la vida de toda mujer. ¿Cuándo? cuando esté lista.

A mí por ejemplo, me ha tomado más de 15 meses, y aquí sigo, buscándome todos los días. Sin embargo siento que con la maternidad vino un espíritu poderoso de valentía que se alojó en cada parte de mi cuerpo y que me permite levantarme todos los días llena de asombro, confianza, credibilidad, y sin miedo a nada, entendiendo que si fuera necesario volver a empezar, lo haría una y otra vez para asegurar la felicidad, la mía y la de él.

Reencontrar-se con los sueños

Durante este tiempo he vivido muchos momentos de reflexión, que de pronto me sorprenden en los momentos menos pensados e incluso a las horas más extrañas, 1, 2, 3 de la mañana, pero es que teniendo como responsabilidad educar a otro ser, y construirle bases sólidas, es imposible negarse a esos pensamientos que de pronto llegan y me cuestionan sobre aspectos personales, familiares, laborales, profesionales y que unidos a sucesos dolorosos y felices, me muestran en perspectiva muchas situaciones de mi vida que me construyen cada día, como por ejemplo, darme cuenta de que desde hace un tiempo, incluso mucho antes de ser madre, había dejado algunos de mis sueños archivados en el cajón.

IMG-8922

Hoy siento que gran parte de mí está lista para retomarlos. No sé cuándo pasó que se quedaron allí guardados y aunque me pregunto cómo pasó, o por qué lo permití, sé que ni siquiera vale la pena pensar en ello, porque lo verdaderamente importante es retomarlos y buscar la forma de hacerlos realidad.

Reactivar-se a partir de los cambios

Aunque probablemente los sueños no tienen fecha de caducidad, sufren ciertas metamorfosis según los tiempos, la historia, la vida, algunas cosas vienen y van, y muchas otras empiezan a cambiar. Por eso volverlos a escribir es un paso importante para hacerlos realidad, entender en qué etapa de la vida estamos es fundamental para comprender que los sueños aunque nuestros son, deben cumplir con un propósito, tener un fin que justifique hacia dónde van y reactivarse a partir de los cambios, pero nunca dejarlos de buscar.

Processed with VSCO with c3 preset

Los míos, después de volverlos a escribir, tienen el mismo propósito: hacerme feliz, teniendo como plus la maternidad y conjugarlos, para que puedan complementar perfectamente bien mi faceta de mamá, profesional y mujer.

¿Y qué tal si empezamos a llamar los sueños por su nombre?

Es por eso que debo reconocer que aunque probablemente no soy una MomInfluencer, me gustaría serlo, y digo probablemente, porque quién dice que con lo que hago día a día con mi hijo, mi familia, conmigo misma y quizás con algunas amigas no es ya un progreso dentro del mundo de la influencia. A lo mejor no en términos digital, redes sociales, número de seguidores y likes, pero en cuánto a la vida real, puedo sentirme orgullosa de ser una mamá que todos los días sin importar el cansancio, la incertidumbre, el miedo, el fracaso, o la felicidad, se levanta con el ánimo de ser mejor, verse mejor, sentirse mejor, hacerlo mejor y de siempre volverlo intentar. Sin duda, eso ya me hace sentir la influencer más poderosa de mi vida, de mi casa, y usted también debería sentirlo.

Contrario a lo que muchos piensan, yo, personalmente creo que llevar una etiqueta profesional que te denomine “influencer” no es malo, por el contrario, siento que llevar esa marca es asumir con valentía (como la maternidad) una responsabilidad que no sabes hacia dónde va, pero que sabes perfectamente bien el compromiso que implica, porque significa (igual que la maternidad) esforzarse por ser mejor cada día, para poder transmitir y conectar de manera positiva con otras personas que tienen tanto en común con uno mismo, pero más que eso, que puedan encontrar tanta similitud, en algo que digas, publiques, o escribas. Es algo así como el periodismo de las nuevas generaciones, de la era digital, la voz de los que no tienen voz. Y eso, según dicen en la universidad, “implica mucha responsabilidad”.

Processed with VSCO with c3 presetEn mis redes sociales, por ejemplo, sigo a muchas mujeres con quienes me siento identificada, y las admiro por tener la valentía de enfrentarse todos los días a sus ideales, de generar encuentros positivos con sus seguidores y de no caerse ante sus haters, pues todos los días se vuelven a levantar con el compromiso de construir comunidad e impactar positivamente a tantos que ven en ellas la voz de los que no tienen voz (como la maternidad), como a mí, que encuentro en cada una de ellas, y en conjunto, la unión de todas mis facetas.

Influenciar-se a uno mismo

El punto es que para poder reconocerme, reencontrarme, reactivarme como mujer, como profesional, teniendo como punto de partida la maternidad he necesitado tiempo, espacio, situaciones, experiencias, caerme y levantarme, y hasta volverme a caer para volverme a levantar.

Continúo en mi trabajo constante de hacerlo, lo que implica, leer, buscar, estudiar, influenciarme por personas que están más conectadas con su ser, y que quizás se reencontraron, o que estando en el proceso de lograrlo van por un camino similar al mío, con quienes tengo tanto en común.

Y es que definitivamente en el oficio diario de aprender sobre maternidad real, es fundamental no perder de vista los sueños propios, la esencia misma, reencontrar el camino de las metas y buscar entre tantas virtudes y dificultades, la mejor forma de ser feliz, de establecer un proyecto de vida tan encantador que te permita sentirte feliz y brindarle las herramientas a otro ser, igualmente en formación, para que encuentre también su propio camino a la felicidad.

De eso se trata cada nuevo proyecto de vida, de ser coherente con los sueños propios, con las metas, para que realizarlas sea un disfrute de la vida.

IMG-8921Si en algún momento llego a reconocerme, reencontrarme y reactivarme, sé que estaré yendo en la dirección correcta, porque ahora que sé nuevamente cuáles son mis sueños, quiero retomarlos y hacia el final de los tiempos poder mirar hacia atrás y sentir que logré influenciarme a mi misma sin perder el rumbo, encaminar a mi hijo hacia sus propósitos reales y ver de qué manera pude conectar con otras, muchas o pocas personas, que me influenciaron y sobre todo que me permitieron influenciarlos para dejar algo en ellos.

Mi mensaje es que caminemos nuestros propios caminos, no tengamos miedo de llamar los sueños por su nombre y aprendamos a juzgar menos los oficios, las profesiones, las decisiones ajenas, y respetemos más, soñemos más, vivamos más.

Seamos nuestros propios influencers, y asegurémonos de que aquello que sembramos en cada uno de nosotros, en nuestros hijos y en otros, tiene que ver con nuestra verdadera esencia, para que cosechemos más en positivo y valga la pena “Reconocerse, reencontrarse, reactivarse e influenciarse a uno mismo”, porque la felicidad se encuentra en ese punto exacto en el que empezamos a retomar la vida de la mano de los sueños, los llamamos por su nombre y vencemos el miedo a hacerlos realidad.

1 comentario en “En el camino de reconocerse, reencontrarse, reactivarse para al fin, influenciarse a sí mismo”

  1. Me encantó tu articulo….
    Me identifico plenamente con lo que dices: Una vida plena se logra cuando llegamos a conocer nuestro propio SER….. Solo así tendremos armonía para nosotros y para quienes nos acompañan en este camino….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s